La transformación digital es un proceso que requiere poner en marcha diferentes tácticas para lograr una operatoria más ágil y escalable. Modernizar los datos de tu empresa es una de las estrategias clave para impulsar la innovación y destacar sobre tus competidores.

Las organizaciones que cuentan con infraestructuras heredadas no solamente están desactualizadas tecnológicamente, sino que también tienen dificultades para satisfacer las demandas operativas de los procesos.

Al modernizar los datos de tu empresa, podrás optimizar las operaciones IT, ya que aumenta la agilidad para soportar múltiples cargas de trabajo, reduce el tiempo de inactividad y mejora la experiencia de los usuarios.

Modernizar los datos de tu empresa: 4 pasos para lograrlo

A menudo, el viaje de transformación de datos es percibido como un proceso extenso y complejo. Dividirlo en 4 fases diferenciadas es la mejor forma de acelerar el recorrido, corregir errores a medida que aparecen y, en consecuencia, obtener óptimos resultados.

1.     Crear una estrategia de datos impulsada por un director de datos

Modernizar la estructura de datos es una tarea gradual que requiere un gran nivel de compromiso y un cambio cultural al interior de las organizaciones. En consecuencia, es imprescindible que esté impulsada por las personas correctas ocupando los puestos adecuados.

El director de datos (CDO) tiene como misión conformar un equipo centrado en la gobernanza, en el cual deben participar profesionales especializados en data science, data management y seguridad de la información, así como también especialistas de las áreas claves del negocio.

De esta forma, se podrá cuantificar el valor de los diferentes tipos de registros para fomentar el desarrollo de procesos de datos optimizados adoptando herramientas analíticas transversales a toda la compañía.

2.     Comprender la naturaleza y las características de los datos

Una vez cumplimentado el primer paso, para modernizar los datos de tu empresa es necesario que haya un profundo entendimiento de algunas cuestiones sobre la información que ayudarán a adoptar un enfoque correcto.

·        Son activos estratégicos. Independientemente de los activos tangibles que pueda tener una organización, los datos tienen valor porque posibilitan realizar informes, reportes, análisis y llevar adelante los procesos operativos que componen el negocio.

·        Son omnipresentes. Están en todas partes: en los centros de datos, en las aplicaciones, en la nube y en el extremo.

·   Tienen derechos y soberanía. Las organizaciones deben implementar un modelo de administración de datos que les permita cumplir con la reglamentación vigente, incorporando la gestión de riesgos corporativos, la presentación de informes y la aplicación de los marcos de cumplimiento. Si bien la automatización puede colaborar con esta tarea, las empresas deben estar atentas a cualquier modificación o surgimiento de nueva legislación sobre la propiedad y utilización de los datos.

·    Deben estar unificados y disponibles. Si no están centralizados y no pueden accederse con rapidez y facilidad, los datos pierden su valor. De modo que es imprescindible poner en marcha un sistema de gestión que fomente su actualización, integración y accesibilidad.

·    Impulsan el modelo operativo IT. La conexión del mundo físico con el virtual es lo que proporciona el verdadero valor para las organizaciones. Los datos posibilitan tener el control de las interacciones entre los usuarios y la fuerza de trabajo.

3.     Determinar el nivel de madurez de los datos

Para modernizar los datos de tu empresa es necesario tener en claro cuál es el nivel de madurez que puede alcanzarse. Cada organización es diferente y, en consecuencia, podrá llegar a distintos grados dependiendo de su estructura operativa.

En líneas generales, las compañías pasan por 5 niveles de madurez de los datos: ad hoc, adaptado, habilitado para la nube, optimizado y maximizado.

Las organizaciones que ponen a los datos en el centro entienden que alcanzar el nivel 3 (estructura habilitada para la nube) es crucial para sus operaciones, a la vez que aspiran a subir de estadio con el pasar del tiempo.

4.     Priorizar las inversiones

Para tener éxito, un enfoque centrado en los datos debe contar no solo con herramientas de modernización tecnológica, sino también con un cambio de procesos, skills y prácticas apuntadas al manejo de la información.

Dado que los datos constituyen un territorio vasto y complejo, es necesario identificar las áreas que ofrecen mayor potencialidad para avanzar en la madurez. Identificar los principales subdominios de datos permite identificar los puntos débiles y fuertes de la organización para diseñar un plan de inversiones ajustado a la realidad.

Modernizar los datos de tu empresa implica mucho más que migrar las cargas locales a un modelo cloud: significa tener en claro el papel de la información dentro de tu organización y definir objetivos claros para cada iniciativa. Dividir el proceso en etapas facilita la estrategia y permite alcanzar el éxito a través de mejoras continuas y, sobre todo, medibles. ¿Querés más información? Contactanos.